Desde el interior observan

17.2.09

He are dead

Miré el reloj y sus agujas se acercaban inevitablemente a la infame hora. En cinco minutos debía dar clases. Maldije. No podía creer cómo había llegado al punto de tener que dar clases. "En fin", me dije, "es lo que hay"; y busqué el libro y la lapicera. Bajé al comedor y esperé sentado, planificando rápidamente la clase. Me sacó de mi labor el sonido de la campana. Miré por la ventana y ahí estaba la pesadilla de todo profesor particular: Antuel. Con un suspiro profundo me levanté y fui a abrirle la puerta.

Frank – Qué hacés, Antu?
Antuel – Hola, Fran
Frank – Estudiaste, supongo
Antuel – Síp, vi el vocabulario y los verbos
Frank – Bien.

Le indiqué que se sentara mientras le servia un vaso de gaseosa como siempre. Observé como sacaba sus útiles de la mochila. Le llevé el vaso y vi en su cuaderno abierto que no había hecho la tarea. "Hoy te libro de tu esclavizante docencia”, sentí que me decía Alfred en un rincón de mi mente. Intenté domarlo, retenerlo; pero la idea de no darle clases nunca más precisamente a Antuel me sedujo, y dejé que Alfred tomara el control. Me senté, como todos los días, en frente de mi alumno.

Frank – A ver, sacá la tarea
Antuel – Eeemmm… no la hice
Frank – Por qué? Tenés que hacer lo que te digo, si no, no vas a aprobar
Antuel – Sí, pero me olvidé
Frank – A ver que te tomo un poco los verbos entonces… Forma del verbo to be en Simple Present para he
Antuel - …
Frank – He, she, it
Antuel – Are…?
Frank – Sigh... no
Antuel – Is!
Frank – Aha. Forma del verbo to be en Simple Present para I
Antuel – I… is…
Frank – Cómo me vas a decir I is!!??
Antuel – Qué se yo! No sé

Y en ese momento levantó el vaso para tomar gaseosa. No lo dudé y con la muñeca golpeé el fondo del vaso tan fuerte que éste se rompió en su cara. Un pedazo de vidrio se había clavado en su mejilla, atravesandola de lado a lado. Se retorció, gritó e insultó.

Antuel – Aaayyy!!! Qué hacés, culiado!?
Frank - Así vas a aprender, carajo

Me levanté y rodeé la mesa. Lo agarré por la nuca y su frente se estrelló contra la mesa. Se las arregló para pegarme un codazo en el estómago. Me dejó sin aire, pero no podía dejar que escapara, así que se su frente se estrelló una vez más contra la mesa, y otra y otra y aún otra vez más. Al final, su cuaderno de estudios quedó teñido de escarlata. La mesa tenía una hendidura de unos diez centímetros de diámetro donde la frente de mi alumno se destrozó con los sucesivos golpes.
“Fue fácil.", pensé, “Claro, tiene… tenía 15 años nada más”. Lo recosté sobre el respaldo de la silla. Junté los pedazos de vidrio y los metí en su mochila junto con sus útiles y su cuaderno ahora escarlata. Limpié el reguero de sangre sobre la mesa y sobre el piso del comedor. Una vez que había terminado con eso, cargué su cuerpo, metido en una bolsa de consorcio, en el baúl del auto. Me subí y salí en dirección al basural, donde se queman constantemente bolsas de consorcio como la que yo llevaba. Arrullado por la dulce voz de Tarja, dije en voz alta “Por primera y última vez: Gracias, Alfred”. Sentí que en algún recóndito lugar de mi mente, él me sonreía de forma cómplice.

7 Víctimas:

Franky dijo...

Espeluznante!

Dur dijo...

bastante facil.

Frank dijo...

Y sí, fue fácil, lo agarré desprevenido y es chiquito...

El que se agarra a tu hermana dijo...

!! Zarpado, yo quiero hacer asi pero con mis maestros xD.

Arte!

Frank dijo...

Si a Alfred le pinta, por ahí puedo matar alguno de tus profes...

El que se agarra a tu hermana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Frank dijo...

O simplemente te aniquilo como lo aniquilé al pobrecito de Antuel...