Desde el interior observan

28.4.09

It's not my time... yet

Abrí los ojos y no reconocí el lugar. No veía del todo bien, algo estaba mal. Sentía que algo me oprimía la cara. Me llevé las manos al rostro y toqué las vendas del lado derecho. Retiré las manos al instante, asustado. De repente recordé todo lo que había sucedido e identifiqué la habitación en la que estaba como la sala de emergencias de un hospital. Estar tirado en esa cama de hospital me hacía recordar. Recordé el forcejeo, el dolor, todo como si lo estuviera viviendo nuevamente. No podía seguir en eso, así que decidí que era momento de largarme de ahí. Me levante dificultosamente, el parante del suero cayó al suelo haciendo un estruendo. A los pocos segundos entró una enfermera.

Enfermera – No, no, qué hacés!?
Frank – Me las tomo…
Enfermera – No, no podés, estás muy mal. No te podés ir.
Frank – Mirá cómo me voy.
Enfermera – Te voy a tener que dar un tranquilizante, no te pod...

La agarré del cuello. “Me voy, te guste o no”, le lancé a la cara. Trató de zafarse, le oprimí más la garganta. Vi cómo el pánico afluía a sus ojos; cómo, desde lo más profundo de su ser, me miraba con un pánico sobrenatural, un pánico bestial. En ese momento me di cuenta de que no era Alfred el que actuaba, si no que era yo el que estaba disfrutando del dolor de la enfermera. En menos de un segundo pensé en soltarla, pero cambié de opinión y seguí presionando su cuello hasta que sus ojos se blanquearon. La solté y cayó pesadamente al suelo. Había perdido el conocimiento. No podía dejar de pensar en el placer que me había producido provocarle daño a la frágil enfermera. Intentaba dilucidar el por qué de semejante acto barbárico, cuando me lo explicó el propio mal encarnado.

Alfred – Jaja! Ya está, macho!
Frank – Ya está qué!? Por qué lo disfruté!? Por qué no la quise soltar!?
Alfred – Por eso… Por que ya está hecho… Jejeje
Frank – Qué!? Qué está hecho, otario!? Contestame!
Alfred – Ya no somos más uno y otro, no somos más dos… Ahora somos sólo uno, los dos del lado consciente. Eso que pasó recién era yo actuando pura y totalmente consciente… O eras vos haciéndolo... O éramos los dos… Ya no se puede distinguir…
Frank – No, no era yo, no puede ser, no era yo!
Alfred – Vos mismo lo dijiste… Lo disfrutaste. Eso quiere decir que parte mía ahora es tuya, y parte tuya ahora es mía. Ya no estamos más diferenciados.
Frank - …
Alfred – Mientras antes lo aceptes, mejor.

Estaba parado frente a un espejo cuando terminé la charla con Alfred. Vi que la mitad de mi cara estaba cubierta por vendas. No me atrevía a correrlas, pero la curiosidad pudo más y finalmente me las quité. Lo que vi me dejó pasmado. No era más una persona normal, me faltaba prácticamente todo el lado derecho del rostro. Donde se encontraba mi ojo, ahora había una horrible cuenca cubierta de una horrenda cicatriz. La mejilla casi no existía, dejando entrever parte de la dentadura. Era un monstruo. Una lágrima rodó de mi ojo izquierdo. Me volví a cubrir la herida al tiempo que juraba nunca más exponerla a la vista de nadie. Mientras lo hacía, noté que la enfermera estaba despertando. "Sin cabos sueltos", me dije. Busqué en la habitación y encontré un frasquito de bromuro de pancuronio. Recordé que era uno de los químicos de la inyección letal. Busqué una jeringa y la llené con el líquido. El paro cardíaco se presentó casi al instante. Terminé de vendarme, me vestí y salí de la habitación. Retirarme del hospital sin llamar la atención no fue tarea difícil. Al cabo de unos minutos estaba en la calle. Era de noche. Empecé a caminar silbando bajito con dos cosas en mente. Una, el placer que me había producido la muerte de la enfermera. La otra, Guadita…

5 Víctimas:

Ðąи dijo...

El super yo te abandonó..

Veamos qué tan divertido se hace que haya un Ello Puro caminando por la calle.

Esto no me lo quiero perder.

Dur dijo...

Cha! Cha! Chaaaaaaaaaan.......!

Allek dijo...

que tal!! despues de un tiempo he regresado...
un abrazo..

Frank dijo...

Dan: No más controles por aquí, enterramos al Super Yo.

Edur: Muahaha!

Allek: Wellcome back. Anda un poco estancada esta sección... Ya vamos a ver cómo matamos a Guadita... Jojo!

Mustafa Şenalp dijo...

a nice site.:)